Sobre el escenario Navarro desde hace 30 Años | euskara

El Autor

Enrique Jardiel Poncela

Enrique Jardiel Poncela (Madrid, 15 de octubre de 1901 - 18 de febrero de 1952) fue un escritor y dramaturgo español.

Hijo de Enrique Jardiel Agustín, periodista natural de Quinto de Ebro, y de Marcelina Poncela Hontoria, pintora. En 1905 inicia sus estudios en la Institución Libre de Enseñanza para iniciarle en las tareas escolares que continúa a partir de 1908 en la Sociedad Francesa (Liceo Francés) de Madrid. Acostumbraba a acompañar a su padre a la Tribuna de Prensa del Congreso de los Diputados, donde presenció numerosos debates políticos. En 1912 se traslada al Colegio de los Padres Escolapios de San Antonio Abad, donde estudia el Bachillerato.

En 1919 inicia sus primeras colaboraciones (artículos y cuentos) en distintos periódicos: La Nueva Humanidad, La Correspondencia de España, Los Lunes de El Imparcial, entrando en la redacción de La Acción en 1921 y en la de La Correspondencia de España al año siguiente. Ese mismo año comienza a publicar en la revista Buen Humor, referencia fundamental del nuevo humorismo literario español.

A partir de 1923 abandona el periodismo para dedicarse por entero a la literatura, manteniendo su colaboración con la revista Buen Humor y publica dos novelas cortas: El hombre a quien amó Alejandra y El infierno. Se dedica también al teatro, escribiendo obras en colaboración con Serafín Adame y con otros autores.

El 28 de mayo de 1927 se estrena en el Teatro Lara de Madrid, Una noche de primavera sin sueño, primera comedia representativa de su forma de hacer teatro y humor.

Alcanza el éxito con novelas como Amor se escribe sin hache (1929), Espérame en Siberia, vida mía (1929), Pero... ¿hubo alguna vez once mil vírgenes? (1930) y La tournée de Dios (1932).

En 1932 se estrena en Valencia su comedia Usted tiene ojos de mujer fatal. Se traslada a Hollywood, contratado por la Fox, para trabajar en las versiones españolas de películas hechas por dicha productora, permaneciendo en Estados Unidos hasta marzo de 1933. Tras volver de Hollywood estrena en Madrid Usted tiene ojos de mujer fatal. Escribe el guión para la película Se ha fugado un preso, dirigida por Benito Perojo. En septiembre de 1933 viaja a París, también por encargo de la Fox, a los estudios Billancourt.

En 1934 se publica el primer tomo de su obra de teatro Tres comedias con un solo ensayo. Estrena Angelina o el honor de un brigadier, que más tarde sería titulada Angelina o un drama en 1880. En julio viaja nuevamente a Hollywood, donde permanecerá hasta marzo del año siguiente; durante esta estancia rueda una versión cinematográfica de Angelina o el honor de un brigadier.

A lo largo de 1935 y 1936 estrena las comedias Un adulterio decente, Las cinco advertencias de Satanás y Morirse es un error, a la que titulará, después de la Guerra Civil Española, Cuatro corazones con freno y marcha atrás. Al iniciarse la Guerra Civil, es detenido el 16 de agosto y llevado a una «checa», acusado por una denuncia anónima pero procedente, al menos así lo juzgaba Jardiel Poncela, de persona cercana al mundo del teatro en el que Jardiel se movía de haber dado cobijo en su casa al ex-Ministro de la República, Rafael Salazar Alonso (ejecutado unos meses más tarde). Demostrada la falsedad de la denuncia, fue puesto en libertad pocos días después. En 1937 consigue salir de España, marcha a Francia y, seguidamente, a la Argentina, donde trabaja para el cine y la radio. En 1938 vuelve de Argentina a España, a través de Portugal, estableciéndose en San Sebastián hasta la finalización de la guerra.

En 1939 regresa a Madrid, donde el 16 de junio vuelve a estrenar la opereta Carlo Monte en Monte Carlo, con música de Jacinto Guerrero; el 21 de octubre, la comedia Un marido de ida y vuelta, y realiza un doblaje cómico para una antigua película muda: Mauricio, o una víctima del vicio. Su capacidad creativa es enorme y así, volcado en el teatro, en los primeros años de la década de los 1940 estrena gran cantidad de obras: Eloísa está debajo de un almendro en 1940, considerada su obra maestra; El amor sólo dura 2.000 metros, Los ladrones somos gente honrada y Madre (el drama padre) en 1941. Es peligroso asomarse al exterior y Los habitantes de la casa deshabitada en 1942. Blanca por fuera y Rosa por dentro, Las siete vidas del gato, A las seis en la esquina del bulevar en 1943, año en el que se estrena la versión cinematográfica de Eloísa está debajo de un almendro, dirigida por Rafael Gil.

Tras la guerra civil hizo una gira por Hispanoamérica en 1944, cuyo fracaso cabe imputar, según cuenta Fernando Fernán-Gómez en su libro de memorias El tiempo amarillo, a las feroces diatribas contra «el envilecido vecindario del Madrid marxista» publicadas por Jardiel durante el conflicto; entre el público había exiliados que procuraron reventar sus estrenos. «Aquella excursión le arruinó y fue el factor desencadenante que contribuyó también a arruinar su salud. Desde el estreno en 1945 de Tú y y yo somos tres no volvió a alcanzar ningún éxito y vivió de anticipos de la Sociedad de Autores sobre posibles trabajos futuros y de la ayuda de algunos amigos».

Sin embargo continúa escribiendo sin descanso: El pañuelo de la dama errante y El amor del gato y del perro en 1945, año en se estrena una película realizada por Alejandro Ulloa basada en la comedia Es peligroso asomarse al exterior. Agua, aceite y gasolina y El sexo débil ha hecho gimnasia en 1946. Ese año el Consejo Superior de Teatro le otorga el Premio Nacional de Teatro.

Pero la muerte de su padre en 1944, el fracaso de la gira americana y un desengaño amoroso sufrido dejan huella en el escritor; su salud se resienten paulatinamente, sufre un cáncer de laringe que afectará también a su trabajo. Así, a partir de 1946 apenas sí estrena un par de comedias (Como mejor están las rubias es con patatas en 1947, Los tigres escondidos en la alcoba en 1949). Publica artículos, recopilaciones y da conferencias, hasta su muerte acaecida el 18 de febrero de 1952 a la temprana edad de 51 años.

La crítica no recibió inicialmente con gran entusiasmo sus comedias, ya que el humorismo de Jardiel hería los espíritus más sensibles y abría un abanico de posibilidades cómicas que no siempre eran bien entendidas. El propósito de Jardiel consistía en romper con las formas tradicionales de lo cómico.

La novedad de Jardiel se caracteriza por:

Su originalidad no reside tanto en la selección de los temas como en la creación de situaciones grotescas, ridículas o inverosímiles. Esto la consigue por medio de ironías, diálogos vivaces, equívocos, sorpresas o mezclando la sublime y la vulgar. Pero bajo el truco, el disparate o la situación más absurda, esconde una dura y amarga crítica a la sociedad. Valgan como ejemplos Angelina o el honor de un brigadier (1934), sátira del mundo sentimental y posromántico de finales del XIX, o Madre (el drama padre), crítica al teatro naturalista.

Fuente: Wikipedia,Enrique Jardiel Poncela